Actividad Caso Santa Barbara

El 9 de diciembre de 2015, en el Memorial El Ojo que Llora, la asociación Paz y Esperanza celebró una ceremonia en memoria de las víctimas de la comunidad campesina de Santa Barbara.

12342790_970146506392372_6819024976242145234_n
24 años después, los familiares siguen buscando justicia para estos 7 niños y 8 adultos que desaparecieron el 4 de julio de 1991.

 Ahora es tiempo de justicia, tambien para la niñez.

12360129_970146516392371_2509950995294200382_n

En este día, colocamos 3 nombres en las piedras del Memorial:

Alex Jorge Hilario, 1991 (7 años)

Dionicia Guillen Riveros, 1991 (21años)

Antonia Hilario Quispe, 1991 (31 años)

 

11223792_970146286392394_8412894958735278238_n

 

Una vez mas, este bonito homenaje subraya que el amor siempre vencerá el dolor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La actividad fue convocada por Paz y Esperanza, y conto con el apoyo de CONEP, la Defensoria del Pueblo, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Caminos de la Memoria, IPRODES e APRODEH.

Gracias a todos.

“Porque los amamos”

12190896_947804145293275_8514022149507648163_n
♦ 1ro de noviembre de 2015

Como cada 1ro de noviembre, recibimos una ceremonia de memoria a nuestros queridos fallecidos.

Fue una actividad muy emotiva en la que se compartieron afectuosos testimonios de los familiares de víctimas y diversas tradiciones andinas.

Una parte impactante fue la velación de más de 20 prendas de personas detenidas desaparecidas.

 

 
El memorial es considerado un espacio sagrado por los familiares de los desaparecidos, pues al no estar sus restos enterrados, llegan al memorial en esta fecha para colocar unas flores y velas en sus nombres.

La actividad fue convocada por la CONAVIP y familiares de diversos casos, contó con la participación solidaria de Norka Monsoni, el Grupo Siembra, la tropa de Sikuris 6 de Julio, y Margot Palomino.

Fue apoyada por la Coordinadora Nacional de DDHH, EPAF, Caminos de la Memoria, la Coordinadora contra la Impunidad, Paz y Esperanza, Arte por la Memoria, APRODEH y SER.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

« Porque los amamos, nunca dejaremos de buscarlos y de recordarlos. Pese a su ausencia, seguimos caminando juntos »

 

 

En memoria de Teófilo Rímac Capcha

♦ 28 de febrero de 2015

«  Aunque todos te entregaron una rosa roja porque rojo fue tu corazón como dirigente del FOCEP en Cerro de Pasco, yo te entrego una rosa blanca porque, a partir de hoy, tu memoria descansa en el Ojo que Llora. Hasta encontrarte Teófilo Rímac.  »

Fotografias: Percy Rojas

« [Un día como este] sábado 28 de febrero, el Estado peruano, reconoció como víctima a Teófilo Rímac Capcha, dirigente minero, maestro, dirigente campesino desparecido por los militares en la Base de Carmen Chico en Cerro de Pasco; dejando a su esposa Doris Caqui y a sus hijos en el más profundo dolor de no saber dónde está. Lograr este reconocimiento del Estado no ha sido fácil para la familia; el Registro único de Víctimas –RUV, sostenía que Teófilo fue denunciado por terrorismo, como lo eran en los 80 y 90 cientos de dirigentes, campesinos y estudiantes y eso no los convierte en terroristas.
Haber sufrido la desaparición del compañero, del esposo, del padre no fue suficiente dolor para la familia Rímac Caqui; por años tuvieron que sufrir el estigma del Estado de negarle la condición de víctima de su ser querido y de negarles este reconocimiento a la familia.

Por eso, el [28 de febrero] es un día de triunfo de la larga lucha por justicia de la familia, liderada por Doris Caqui.

Hoy vencieron la indiferencia y complicidad del Estado.

Hoy le arrancaron un reconocimiento público oficial de que Teófilo es víctima de toda esa violencia que se vivió en Cerro de Pasco.

Hoy se inscribió el nombre de Teófilo Rímac Capcha en una de las piedras del Memorial El Ojo que Llora.

Hoy se inscribió ese nombre en la memoria de todos los peruanos.

Hoy Teófilo venció a la complicidad de algunos funcionarios del Estado.

Hoy Teófilo ha vencido a la muerte en su multiplicación de sus hijos y nietos.

Hoy Teófilo es parte de nuestra familia.»

1512305_811196865620671_295333939977975675_n
Recuerdo de la ceremonia